Danzas medievales

El propósito de la Danza Andalusí-Sefardí es transmitir la historia  de la nobleza y realeza andalusí, en los tiempos de la reconquista cristiana de Al-Ándalus. Y la unión de las danzas de  los judíos españoles con sus hermanos de Oriente y África del Norte.

Lugares

Puede realizarse en teatros, salas, centros culturales, salones de actos, presentación de marcas para empresas, inauguraciones, escenarios de calle, ferias, festivales, mercados medievales.

Al-Ándalus

Música arábigo-andaluza.

Los pobladores de la Península (árabes, mozárabes, mudéjares, judíos y cristianos) poseían un gran intercambio cultural, siendo predominante el refinado sentido poético-musical andalusí. Una fiesta en la España medieval.

La España musulmana desarrolló la poesía, la música y la danza de una manera espectacular con respecto a los demás países islámicos. Se independizó de su primera influencia oriental en la época de Ziryab, llegando a exportar su propia música, dejando sentir su influencia en Oriente con las moaxajas, y en el Magreb con la núbas, mucho antes de la emigración de andalusíes tras las expulsiones de moros en 1492 y de moriscos en 1609.

Sefarad y Al-Ándalus

Danza hispano-judía y andalusí medieval.

A partir del año 711/92 España entró en La Casa del Islam, y los judíos y cristianos, arrianos y católicos, se integraron en el nuevo estado musulmán. Los judíos españoles se reencontraron con sus hermanos de Oriente y África del Norte a través del dominio socio-cultural y económico musulmán. En el año 863 el emir cordobés Muhammad I establece el estatuto de la fraternidad de musulmanes, judíos y cristianos (mozárabes), “gentes del Libro”. A la sombra de la Media Luna, los judíos lograron un renacimiento de su cultura, del idioma hebreo y de sus costumbres, alcanzando una edad dorada de su poesía y ciencia. A partir del reinado de Abderramán III (912-961) y hasta el siglo XII, personalidades judías pertenecieron a la élite cortesana: visires, consejeros, médicos, astrónomos, filósofos y poetas, encumbraron su cultura haciendo renacer el hebreo como lengua literaria.

Instrumentos: Violín, percusión, hansa vina, percusión, laúd árabe, moarsing, crótalos, bendir.

Pin It on Pinterest